Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Por qué tengo pesadillas?

Ciertos fármacos antidepresivos propician un incremento de las pesadillas...
viernes, 9 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EFE) “Todos soñamos todas las noches, aunque algunas personas no lo recuerden”, afirma Diego García-Borreguero, doctor en Neurología y Psiquiatría.

El especialista explica que los sueños y, por lo tanto las pesadillas, se producen durante la fase REM (movimientos oculares rápidos, por sus siglas en inglés), una fase del sueño en la que se da una activación de la corteza cerebral y, a la vez, una paralización del aparato locomotor.

Respecto a las causas que pueden producir pesadillas en los adultos, el doctor se refiere a episodios de estrés, traumas, enfermedades mentales previas y a la toma de ciertos medicamentos.

En este sentido García-Borreguero afirma que ciertos fármacos antidepresivos propician un incremento de las pesadillas. Uno de ellos es el bupropión que, además de como antidepresivo, se emplea para la deshabituación tabáquica.

El neurólogo subraya que, en lo relativo a los fármacos que pueden causar pesadillas, "hay que tener en cuenta a todos aquellos que aumenten la actividad del sistema nervioso simpático.

Ejemplo de ello son los vasoconstrictores".

"Normalmente utilizamos vasoconstrictores de acción local, como los sprays nasales, cuyo efecto sobre las pesadillas es muy limitado, pero si empleásemos ese mismo fármaco en comprimidos, su potencial a la hora de originar pesadillas aumentaría", indica el psiquiatra.

La levodopa, un fármaco empleado en el tratamiento del Parkinson, también puede propiciar un incremento de las pesadillas según el doctor García-Borreguero, quien señala que "esto también ocurre al tomar betabloqueantes, un tipo de medicamentos que se utiliza para tratar la hipertensión arterial, y con algunos antimigrañosos".

En cambio, con otros fármacos, el aumento de las pesadillas se produce al dejar de tomarlos. Según explica el especialista, este es el caso de los antidepresivos y las benzodiacepinas, empleadas para tratar la ansiedad y el insomnio.

Asimismo, el facultativo destaca que el consumo de alcohol también produce un aumento de pesadillas. Además, “las patologías psiquiátricas y las enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson o el Alzheimer, suelen ir unidas a una mayor prevalencia de temores nocturnos”, afirma.

El especialista expresa que “no hay un tratamiento farmacológico concreto para las pesadillas" y aclara que, en casos muy severos, se puede recurrir a medicamentos que reducen el sueño REM.

"Sin embargo, el tratamiento más habitual para combatir las pesadillas es psicológico. Se pueden emplear varias técnicas, algunas de base cognitivo-conductual”, indica.

"Para evitar la aparición de pesadillas es muy importante mantener una buena higiene del sueño, pues si dormimos menos tiempo del que necesitamos, el porcentaje de sueño REM va a ser mayor.

Tratar evitar las películas de miedo antes de irse a dormir también va a ayudar", concluye el doctor García-Borreguero.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion