Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Obesidad: focos rojos

Debemos enfocarnos en la obesidad como antes en el tabaquismo, desde los consultorios médicos, las escuelas y tener una conversación con el público en general.
miércoles, 23 de marzo de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

Así como se desplegaron campañas nacionales e internacionales contra el tabaquismo con muy buenos resultados, hoy es urgente emprender acciones similares con la obesidad, advierten expertos.

"Hace unos 25 años empezó el brote de reconocimiento o de hacer conciencia de que había muchísimas enfermedades que tenían como origen al tabaquismo", señala la doctora Johanna Ralston, presidenta de la Federación Mundial de la Obesidad, en entrevista.

"Debemos enfocarnos ahora en la obesidad como antes en el tabaquismo, desde los consultorios médicos, las escuelas y tener una conversación con el público en general.

Es un reto urgente y crítico".

Ralston, junto con la doctora Donna Ryan, ex CEO de la misma Federación, estuvieron en México para apoyar una iniciativa de más de mil profesionales de la salud que elaboraron un decálogo con propuestas de políticas públicas para prevenir y atender la obesidad.

"Debe ser un plan integral. Por ejemplo, con impuestos extras a productos chatarra, el etiquetado de advertencia, estrategias que se han implementado ya en México, pero tienen que ser más extendidas", indica la doctora Ralston.

"Y por supuesto necesitan superar la reticencia de las empresas. Además, las escuelas deben implementar estrategias: que ofrezcan educación sobre buena alimentación y, por supuesto, debe haber coordinación con otros países para tener una estrategia global más robusta".

Las especialistas entrevistadas piden que se entienda a la obesidad como una enfermedad desde las primeras instancias de salud --que es lo que impulsa la Federación Mundial de la Obesidad--, ya que en general no se toma en cuenta hasta que se vuelve una comorbilidad.

"No se trata simplemente de 'comer menos y moverse más'. Este estigma se refleja en estereotipos negativos sobre las personas, que les culpan y juzgan por su condición, lo que limita el abordaje integral y adecuado de su condición e impide que busquen atención de manera oportuna", señalan en la postura conjunta los expertos de salud mexicanos.

Además, indican, es necesario evitar simplificaciones sobre las causas o soluciones, reconociendo que es un desafío serio y una misión de la sociedad en su conjunto (agrupaciones de profesionales y pacientes, tomadores de decisiones, organizaciones de la sociedad civil, representantes de la academia y organizaciones internacionales de salud).

El Caso México

El doctor Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, explica que, según las últimas estadísticas, en México más de 75 por ciento de las personas tiene obesidad o sobrepeso, mientras que, entre los niños sigue aumentando y uno de cada tres está en esa situación.

"Lo que se ha visto en el mundo es que ningún país ha logrado en los últimos 30 años una reducción importante en las prevalencias de sobrepeso y obesidad.

Hay un gran reto a nivel mundial", alerta.

"Genera más costo al bienestar y la calidad de vida en países en desarrollo, como la región latinoamericana. En México están costando el 6 por ciento del Producto Interno Bruto los gastos asociados con la obesidad y sus consecuencias", agrega.

El doctor Barquera, quien también es líder de la línea de investigación en obesidad, diabetes y riesgo cardiovascular del Instituto, asegura que ya se ven avances de las medidas tomadas en el País.

"Aquí en México hemos visto que hay oportunidades enormes de implementar políticas como lo fue el impuesto a los refrescos y a la comida chatarra de 10 por ciento, lo que generó una reducción en el consumo, que está documentado en el mundo, y que hizo que esto se adoptara por otros países", afirma.

Incluso, señala que la información de que se iban a poner impuestos a este tipo de productos hizo que la población se diera cuenta del daño que causan estos productos.

"Entonces fue un impuesto educativo, la gente empezó a aprender que esos alimentos hacían daño, el etiquetado de advertencia está soportando todo eso, y lo que estamos viendo ahora es que debería haber más impuestos, por ejemplo todo lo que tuviera sellos debería subir al 20 por ciento y eso generaría una mayor reducción del consumo", explica.

El doctor Barquera asegura que en prevención se ha aprendido mucho.

"Por ejemplo, mucho de lo que guía las conductas en el entorno y que no se tenía identificado, es la publicidad dirigida a niños, eso es un gran motor.

"La lealtad a una marca, los niños que se enamoran de los personajes se convierten en adultos que consumen comida chatarra. Agarran clientes cautivos de por vida.

Entonces, una cosa que se ha entendido es que este tipo de estrategias debe ser regulada.

"Otra cosa que se ha visto es que entre más los regulan, más van migrando a otras áreas, como el marketing digital o hacia las redes sociales y con influencers".

¿Cuáles son los efectos más graves de la obesidad en la salud de las personas?

Es muy importante entender que la obesidad es un motor, no solo una asociación, de 20 enfermedades distintas y creo que hay que subrayar la relación entre la obesidad y las enfermedades cardiacas, la diabetes y 13 tipos de cáncer, infertilidad y muchos otros problemas,.

El exceso anormal de grasa en el cuerpo produce un ambiente que genera enfermedades, como trombosis.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion