Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Una dieta que es patrimonio

La base nutrimental de la dieta mediterránea son verduras, frutas, pastas, frutos secos y cereales integrales, alternados, de manera regular.
jueves, 16 de junio de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/ Reforma

La base nutrimental de la dieta mediterránea son verduras, frutas, pastas, frutos secos y cereales integrales, alternados, de manera regular, con un bajo o nulo consumo de carne roja o pollo; en su lugar, se prefiere el consumo de pescados y mariscos.

Además, toma al aceite de oliva como principal grasa de adición y el consumo de vino tinto como digestivo.

De esta forma, hace un gran aporte de antioxidantes, carbohidratos, ácidos grasos, fibra, magnesio y fósforo; y de macro y micro nutrientes útiles para el cuidado y control de la salud cardiovascular.

De acuerdo con el estudio "Prevención Secundaria a Largo Plazo de la Enfermedad Cardiovascular", publicado en The Lancet, la dieta mediterránea, frente a una baja en grasas, es superior para la prevención de eventos cardiovasculares mayores.

Lo anterior, incluso entre quienes ya han presentado afectaciones, pues disminuye el alto riesgo de un evento similar entre un 25 y 28 por ciento.

Karina González, especialista en nutrición pediátrica, explica la importancia de los antioxidantes.

"Su valor reside en que, al modificar la ingesta de grasa y su proporción, tomando como base vegetales, frutas y leguminosas, se pueden tener mejoras en relación a las enfermedades cardiovasculares", explica.

"Esto ocurre pues se limita la ingesta de grasas saturadas, carne, huevo, mantequilla y lácteos".

Seguir este esquema durante el embarazo también reduce el riesgo de preeclampsia (presión arterial elevada), según un análisis de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Desde 2013, la UNESCO inscribió a este esquema nutricional en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Pues, implica un conjunto de habilidades, conocimientos, rituales, símbolos y tradiciones relacionadas con los cultivos, la recolección, la pesca, la cría de animales, la conservación y el procesamiento, explica el organismo.

"La dieta mediterránea enfatiza los valores de la hospitalidad, la vecindad, el diálogo intercultural y la creatividad, y una forma de vida guiada por el respeto a la diversidad", acentúa el dictamen de la UNESCO.

"Juega un papel fundamental en espacios culturales, festivales y celebraciones, reuniendo a personas de todas las edades, condiciones y clases sociales".

Los países de la costa del Mar Mediterráneo son Albania, Argelia, Grecia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Chipre, Egipto, Francia, Israel, Italia, Líbano, Libia, Malta, Mónaco, Marruecos, Eslovenia, Montenegro, España, Siria, Túnez y Turquía.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion