0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
De visionario guionista a fuente de memes

Sylvester Stallone protagonizó en 1993 "El Demoledor", con Sandra Bullock, donde el contacto físico estaba prohibido. Foto: archivo
En el año 2032, la sociedad ha sido refundada luego de desastres naturales y enfermedades peligrosas.
miércoles, 6 de mayo de 2020
Por: Mario Abner Colina
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia / Reforma

Cd. de México (06 mayo 2020).- En el año 2032, la sociedad ha sido refundada luego de desastres naturales y enfermedades peligrosas.

El contacto físico es cosa del pasado. Tras su prohibición, los besos han dejado de existir y el sexo es visto como algo repulsivo. Ahora éste se practica mediante realidad virtual.

Ese mundo es el que imaginó el escritor Peter M. Lenkov para la película El Demoledor, filme de acción y ciencia ficción de 1993, protagonizado por Sylvester Stallone, Wesley Snipes y Sandra Bullock.

Hizo, en su momento, 58 millones de dólares en taquilla.

Sin embargo, a la luz de la crisis sanitaria por el Covid-19, en que se urge a la población a mantener distancia social y un apretón de manos es visto como algo mortal, la película se convirtió en un meme.

Predijo el futuro, aseguran algunos.

"Odio lo que el coronavirus le está haciendo a nuestro mundo, entonces, que lo relacionen con algo que escribí no es algo que me enorgullezca", dice Lenkov en entrevista.

"En cualquier otro momento, estaría feliz si la gente volviera un tema de conversación una película que hice, pero no esta ocasión".

El canadiense, quien recientemente ha escrito y producido las series Hawai 5.0, MacGyver y Magnum, cuenta que Stallone influyó también en la idea de una humanidad sin contacto.

Durante una lluvia de ideas se mencionó Sleeper, comedia de Woody Allen de 1973, con una sociedad frígida que sólo se excita gracias a un aparato.

La superestrella, entonces, lanzó su hipótesis: en el futuro el sexo estará en peligro de extinción.

"Tienen que recordar que esta película (El Demoledor) fue estrenada casi 30 años atrás. La epidemia del sida estaba en la mente de todos.

Por esa época, el VIH era la causa puntera en la muerte de adultos de entre 25 a 44 años.

"Había un miedo palpable. Algunas personas practicaron la abstinencia. Estas preocupaciones, mirar nuestra sociedad cambiar, adaptarse, fueron ladrillos que construyeron ese escenario", recuerda.

El Demoledor también imaginaba que el papel higiénico había dejado de existir, tomando su lugar un sistema con tres caracoles de mar.

Su uso jamás se explica en el filme dirigido por Marco Brambila, y ni ahora Lenkov se atreve a comentarlo.

"Eso se quedará en mi cabeza", dice, cuando se le pregunta por la relación con eso y que la gente que ahora con el coronavirus hizo compras de pánico de papel de baño.

Las profecías de la historia no se quedaron ahí: Lenkov vaticinaba que las cadenas de comida rápida dominarían todo y que las celebridades llegarían a altos puestos políticos (en ese mundo, Arnold Schwarzenegger fue Presidente de EU).

Al largometraje, el escritor le tiene cariño, mucho, por una mera razón: fue el trabajo que le mostró que hacer cine no era un sueño.

"De ese proyecto, lo que atesoro está fuera de la película. El guión disparó mi carrera. Lo escribí poco después de haber salido de la universidad.

Me aterrorizaba pensar que no podría vivir de lo que amaba: escribir. Así que cuando compraron el libreto, eso cambió mi vida".

Sylvester Stallone desveló, durante un encuentro con fans en Instagram, que se está desarrollando una secuela de El Demoledor.

"Creo que está en camino. Estamos trabajando en ello ahora con Warner Bros. y pinta fantástico, así que debería salir adelante.

Es algo que va a pasar", anticipó el actor.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion