REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cuando el corazón de Jesús se inclina

…”Pero un Samaritano, que iría de viaje, llegó a donde estaba, (El judío golpeado) lo vio y se compadeció de él”… (Lc. 10, 33)
domingo, 27 de agosto de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La misericordia de Jesús, virtud que persuade a todo cristiano católico apiadarse de sus miserias, como las del prójimo, el ejemplo es Cristo Nuestro Señor, en su amor por las almas no tiene medida, fiador de ellas, perdona durante vida del pecador una y otra vez las malas inclinaciones del corazón consecuencia de la vileza, tacañería y mezquindad, avaricia y egoísmo del alma alejada de Jesús.

En el Sermón de la Montaña, nuestro Divino Maestro adoctrino a la humanidad su palabra de caridad y misericordia; …“Bienaventurados los que tienen misericordia, porque para ellos habrá misericordia” …Estimado Lector (a) Es la Bienaventuranza de Jesús la sublime misericordia de su doctrina; ¿Ha este momento del día, has imitando a Jesús, llevando su mandato a la práctica de misericordia en bien del prójimo? ¿Ha sido tu limosna de corazón y de las obras el regateo para no desprenderte de quien se acerca a ti a pedir ayuda o la negaste cuando sabes lo que ese prójimo necesitará? Antes de responder, repasa y examina tus actos de disposición como de indisposición con las personas que no quisiste voltear a saludar porque no te agradan, que las hiciste de lado porque te molestaban, que les has negado el saludo porque no estabas de buen ánimo, o tu incomodidad con los que te estorban al caminar o forzado diste limosna al que te pedía fastidiado, obligado compartiste tus alimentos, porque no tuviste oportunidad de decir ¡No! ¿Descubriste tus actitudes hacia el prójimo que pide Jesús? Te diré sin ofender, las actitudes de este día, son las mismas de todos los días, no avanzas, te mantienes estancado en tu “Yo” ¿Es la realidad de tu alma? Dios te conoce, siendo justo contigo, aprecia, que, si una sola obra has hecho de buena gana, es mucho, califícate como la hiciste al prójimo y te sorprendera tu proceder, el resultado te dirá la realidad de tu espíritu caritativo en palabra, obra y pensamiento, una vez más te sacudirá tu conciencia diciendo; … ¡Detente! ¡Bien sabes que ni siquiera has intentado hacer una obra buena por amor a Dios, menos la hayas hecho de buen agrado o de corazón! Aquella obra de caridad que hiciste para quedar bien con los demás, en tu corazón hubo molestia por haberla hecho, tu intención era negarla, acostumbras rehuir o justificarte con el que ocupa de ti y puedes apoyar, la avaricia oprime tus entrañas que te hacen decir, ¡Que se las arregle! evades la obra de caridad, los demás te reconocen como avaro, no te lo dicen porque les da pena; nada de lo que haces es con alegría, menos con gozo, por cierto tu alma no lo conoce, porque no le has brindado esa satisfacción espiritual … Quien obra y desea servir a los demás, es porque en su interior lleva una vida espiritual ordenada a Dios, ¿La tienes?... Es necesidad imperiosa repasar y examinar las imperfecciones del alma, en lo que creemos “obra buena hecha de buen corazón” De la palabra de Jesús fuente eterna de su misericordia, fluye la caridad que inspira a superar las adversidades del alma, la enseñanza del Divino Maestro es para todo cristiano católico, el medio bondadoso de salvación que el Señor entrega cuando dijo Pedro a su Maestro; …“Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí y le perdonaré? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete” …Vamos a otra pregunta; ¿Has recapacitado cuantas obras no de buena gana, sino de corazón has realizado; Cristo Nuestro Señor lo hace cada segundo desde tu nacimiento ¿Lo aprecias y valoras cada día al amanecer, durante el día y en tu descanso por la noche? ¿Correspondes? Te levantas apurado porque dormiste de mas, obvio, en tu mente no pasa dar gracias a Dios por el bien, la gracia y el don de despertar a un nuevo día, si te acuerdas, lo dejas para un después que nunca llega, si tuvieras temor de Dios, serias previsor y dedicarías un momento a meditar, más prefieres dedicarlo a revisar la ropa que llevarás, traje, zapatos, camisa, pantalón, loción, repasas lo que ocuparás, queda en el olvido lo más importante: inclinar tu corazón dando gracias a la caridad, comprensión y ternura de Jesús.

Al repasar cada hecho y paso del día, se descubrirá que el Señor siempre es puntual a su cita, si no se quiere ver así, Jesús está contigo en la flor de tus éxitos concedidos por su providencia, también en tus errores y fracasos, que tu conciencia, una y otra vez, lleva a tu mente lo que es estar equivocado, por más que quieras borrar esta verdad del entendimiento, más se arraiga en ella la necesidad de dar gracias a Dios, porque el objeto de su amor es tu salvación.

¿Qué necesita el hombre hacer para reconocer por si mismo la obra de salvación del Señor? Tener fe en Cristo Nuestro Señor, reconocerlo como el Hijo de Dios hecho hombre, que vino al mundo para salvar las almas del pecado, pero no solo es creer en Él de palabra, cualquiera puede decir: “Creo” las obras de caridad son consecuencia de la fe que impulsa el alma.

Jesús conocedor de la condición humana, obliga la certeza de su palabra a estar alerta cuando dijo; …“Velad y orad, para que no entréis en tentación.

El espíritu (está) dispuesto, mas la carne, es débil” …Los propósitos son teoría, la práctica es la perfección de la vida espiritual; es como el que no se especializa en su profesión u oficio, sea ingeniero, médico, abogado o de otra actividad, no se queda con la enseñanza de la Universidad o de la Escuela o el capacitado para un oficio, por si solo busca prepararse, dice: ¡Quiero progresar! Lo hace especializándose, de no hacerlo quedará rezagado, perderá prestigio, clientes, trabajo y negocios; eso mismo pasa al “cristiano católico de domingo” Si bien cumple la obligación dominical, el resto de la semana le cumple al mundo, atrasado en los asuntos del cielo los convierte en llamarada de petate: afirma lo que dice querer ser, y al primer momento abandona la oración, frecuencia de sacramentos, obras de piedad, caridad y amor al prójimo, alejándose de los medios no permanece en el camino de salvación: existe el deseo de alimentar la espiritualidad, viviendo en el nivel bajo de la escalera que asciende a la salvación, cierra oídos a la caridad misericordiosa de Jesús, quien dijo; …”Y mirad que Yo con vosotros estoy todos los días, hasta la consumación del siglo”…
Reunido Jesús con sus discípulos y el pueblo, con ellos está la gente del sanedrín que lo sigue a todos los lugares no para adoctrinarse con su divina palabra, sino que en actitud de rebeldía lo escuchan y miran, su soberbia maligna cierra los oídos a su enseñanza, escudriñan en sus palabras buscando un error contradictorio jamás encontrado, esto mismo, hoy es en muchos cristianos católicos, van molestos a la Iglesia, criticando al Sacerdote no podrán encontrar nada en su predicación, ni en las Sagradas Escrituras, y tampoco en los Santos Evangelios el conocimiento de la verdad eterna, la fe es punto vital.

Los enemigos de Jesús envían un doctor de la Ley, quien conoce la definición del primer mandamiento, Jesús le recomienda cumpla lo que ha respondido, pero ve en su corazón que no lo hace.

El poder soberano de Dios es puesto a duda por la obstinación de un doctor de la ley empeñado por hacer que Cristo caiga en contradicción, intento que Jesús frustro mostrando ser imposible derrotar al Señor, y comprender, el hombre no contradiga la sabiduría increada de Dios.

Animado por el rencor guardado en su corazón inspirado por el demonio, aparece en el momento adecuado, Jesús, hace una pausa de silencio que la multitud respeta, dice el evangelista;…”Se levantó entonces un doctor de la Ley y, para enredarlo le dijo: Maestro, ¿qué he de hacer para lograr la herencia de la vida eterna?”…El plan del sanedrín: increpar a Jesús, por eso, este doctor ajusta la pregunta, y obra de palabra un falso reconocimiento que ni el mismo lo cree, alabar con falsedad al Hijo de Dios convencido de que así ganará su simpatía, dice;…”Maestro”…expresión obligada que no viene del corazón, ni de la fe, ni del amor, sino del desprecio para el Señor, conociendo su actitud falsa del ser humano, dijo;…”Lo que sale de la boca, viene del corazón, y eso mancha al hombre”…Era el doctor como los escribas y fariseos, corazones manchados por su negación obstinada, creyendo que al adularlo, Jesús creerá que está afirmando a su doctrina, grave engaño, Jesús reafirma su sentencia y a la vez manifesta su divinidad;…”Porque del corazón salen pensamientos malos, homicidios, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias”…Jesús, ha expuesto la realidad y maldad del sanedrín, como de los seres humanos en cada siglo y los que están por venir, para que nadie se diga; “yo no se” o “no sabía” El Señor va a donde está la maldad del mundo a combatirla, por lo que habremos de entender: la mala conducta se encuentra en el pensamiento, palabra y obra de tantas personas, que han hecho de ella una costumbre, es el mal que Jesús alerta y parece que a nadie le interesa.

Volviendo a la pregunta del doctor, Jesús deja que termine; …” Respondióle: En la Ley, ¿Qué está escrito? ¿Cómo lees?” …La presunción y soberbia maligna es el cáncer cuya metástasis socava a toda persona e institución, por eso, a la pregunta del doctor a Jesús, su actitud de alarde presenta una magnificencia exterior impresionante, como proceden infinidad de personas en muchos lugares del mundo los más corrompidos.

La voz de Jesús, sencilla, amorosa y firme, pregunta al doctor, como diciéndole; …Tu que repites la respuesta varias veces al día, la traes escrita en tus cosas ¿Cómo es posible que me preguntes lo que bien sabes?... Dice el evangelista; El doctor animado por las preguntas de Jesús;…”Replicó diciendo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo”…Es de considerar que el doctor al dar la respuesta, vivió su interior una sensación que nunca había experimentado, sin entender la razón que apreciamos, hablo con celo ardiente y tuvo la distinción de responder con precisión a Dios, pareciera que surge en él un destello de luz, que desaparece por la perturbación que tiene contra Jesús;…” Dijole (Jesús): Has respondido justamente.

Haz esto y vivirás”… ¿Qué esperaba este doctor? El Señor ha dicho a él y a las almas de todo siglo; …Bien conoces lo que tienes que hacer para vivir conforme a la enseñanza de mi Padre, si la haces tuya, ganaras la eternidad… El doctor vuelve a sus rencores; …” Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?” …Muestra la soberbia maligna del sanedrín, pues nadie fuera de ellos y sus parientes cercanos, los reconocían como su prójimo, para ellos son estima de amor, que para las demás personas del pueblo no existía.

Jesús esperaba esta actitud, para dar a conocer en la parábola del buen samaritano su caridad misericordiosa.
San Lucas llama a esta parábola, el Evangelio de la misericordia.

Toma la palabra el Divino Maestro;…” Jesús repuso diciendo: Un hombre, bajando de Jerusalén a Jericó, vino a dar entre salteadores, los cuales, después de haberlo despojado y cubierto de heridas, se fueron, dejándolo medio muerto”…Dice San Agustín;…No señalando únicamente lo que sucede cuando no debemos entrar en los caminos peligrosos del mundo, porque bien todos conocen que esos riegos y obstáculos aumentan el daño moral y espiritual, pero tan perturbado en ello que no se apartan de el”... Dice el Obispo de Hipona;…”Así sucedió a Adán, que quedó despojado de los dones de Dios, le malhirieron, produciendo en su libertad una profunda llaga”… San Agustín se refiere a la conducta del hombre, es lo mismo que sucede de generación en generación, único medio para superarlo: ir al Señor, permanecer en guardia, semejante las mujeres previsoras que tenían aceite para velar la llegada del esposo y las necias no la tuvieron y al salir a buscar el aceite perdieron los bienes del Señor.
… ¿Porque dejas a Jesús tirado en el piso con la Cruz de tus pecados sobre sus hombros? … Te haces el disimulado y llevas tus ojos al mundo, negado a Jesús que pago por tu salvación.

Continua Jesús; …” Casualmente, un sacerdote iba bajando por ese camino; lo vio y pasó de largo. Un levita llegó asimismo delante de ese sitio; lo vio y paso de largo” …Dice Jesús; …Hijo mío, me dejas en el desierto del mundo por el mundo; igual lo haces al perder tu vida espiritual, y me dejas solo; ante la miseria moral y espiritual, pasas entre medio de ellas, haces que ves la desgracia del prójimo, pero veo que tu corazón finge, lo desprecias, al hacerlo, a Mí lo haces, he puesto esa alma en tu camino para que por ella atesores bienes de salvación en el cielo, lo harías por Mí.

Esas almas agobiadas de ayuda no las quieres ver, y me dejas solo; Prefieres llevar la vista a las ampulosas vanidades del mundo…Y dice la conciencia; … Ahí Jesús te deja solo, porque sabe que tu corazón se ha convertido en malvado y perverso … La misericordia de Jesús es luz y esperanza del pecador al que adoctrina;…”Amaras a tu prójimo como a ti mismo”…La soberbia maligna del mundo responde;…Despreciar al prójimo, es mejor que yo sea siempre primero que él… Sigue la parábola;…”Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba, lo vio y se compadeció de él”…El amor a Dios y la fe lleva a la bella realidad que deseamos vivir, que muchos no aprecian; Jesús es el Samaritano de la parábola el está con cada alma en sus penas y amarguras, porque es en Él su caridad misericordiosa para ti, para mi, y todo hijo de Dios, ¿Entonces porque esa cerrazón para no ajustar nuestra vida a su doctrina? ¿Cuántas ocasiones hemos vivimos los males del alma y del cuerpo o heridos en las luchas de la vida esperamos el auxilio de Jesús? Pues así se sintió ese hombre que los suyos despreciaron, dolido y agónico aguarda al buen samaritano; ¿Donde encontrarlo? En su bella prisión de amor en el Sagrario ve a Él con humildad y encontrarás alivio a los dolores de la vida y brotará la fuente de la gracia, que en el alma aflora al amanecer del arrepentimiento, y desclava el mal de tu corazón; …” Y acercándose, vendo sus heridas, echando en ellas aceite y vino; luego poniéndolo sobre su propia cabalgadura, lo condujo a una posada y cuido de él” …Cuando Dios da, su benevolencia viene de Él y solo de Él; …” Al día siguiente, sacando dos denarios los dio al posadero y le dijo: Ten cuidado de él, todo lo que gastes de mas, yo te lo reembolsaré a mi vuelta” …Viene la pregunta de Jesús al doctor, que quizá mas asentado en sus intenciones, escucho atento cuidándose de no contradecirse con sus gentes; …” ¿Cuál de estos tres te parece haber sido el prójimo de aquel que cayó en manos de los bandoleros?” …Y soberbio; …” Respondió: El que se apiadó de él.

Jesús le dijo: Ve, y haz tu lo mismo” …No reconoció en Jesús al samaritano de la parábola, fue mas importante manifestar el rencor contra ese pueblo, no escucho de Jesús la Cátedra de amor al prójimo, ni la caridad misericordiosa de su Maestro, ni percibe cuando el corazón de Jesús se inclina.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias