0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Equipan a corporaciones con lo confiscado

Omar Lucio dijo que el Departamento del Sheriff en el Condado de Cameron ha recibido dinero decomisado. Foto: Mauro De La Fuente
Los recursos y bienes confiscados por el Gobierno de Estados Unidos a políticos y narcotraficantes mexicanos ha servido para equipar a agencias policiales locales, estatales y federales.
domingo, 18 de junio de 2017
Por: Mauro de la Fuente
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
McAllen, Texas, Estados Unidos (18 junio 2017).- Los recursos y bienes confiscados por el Gobierno de Estados Unidos a políticos y narcotraficantes mexicanos ha servido para equipar a agencias policiales locales, estatales y federales.

Entre 2012 y 2015, Estados Unidos se quedó con millones de dólares, en propiedades y efectivo, que confiscó a políticos de Tamaulipas y Coahuila.

Los recursos han sido utilizados para adquirir armas, vehículos y equipo, así como para pagar a agentes de las diferentes agencias federales y locales.
Omar Lucio, jefe del Departamento del Sheriff del Condado de Cameron, informó que en 2016 su oficina recibió 400 mil dólares decomisados a lavadores.

De esa cantidad, 250 mil dólares han sido destinados a la compra de patrullas, armas tan o más potentes que las que usan los grupos criminales, así como equipo para un grupo swat, compuesto por 25 agentes.

También equiparon y restauraron dos vehículos de combate blindados, que el Gobierno estadounidense donó a la corporación para enfrentar a las bandas criminales que operan en la zona.

"Cuando se hace un decomiso de dinero o de propiedades, las agencias que llevan a cabo la investigación tienen derecho a quedarse con parte de ese dinero.

Esto se hace mediante un procedimiento, en el que se tiene que informar al fiscal", indicó Lucio.

"La entrega a cada agencia puede tardar desde 6 meses hasta 18 o 24 meses, todo depende del caso en la Corte", señaló.

Cuando no se reclama el dinero o las propiedades, agregó, como ocurre con la mayoría de los políticos acusados en Estados Unidos, su entrega es más rápida, es decir de 6 a 12 meses.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias