REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
EL BANQUETE DE LA GRACIA Y LA GLORIA

..." Porque Yo os digo, ninguno de aquellos varones que fueron convidados gozará de mi festín" ... ( Lc. 14, 24)
domingo, 18 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Pregunta el Apóstol Santo Tomás al Señor; ..." ¿Cómo, pues, sabremos el camino?" ... Cristo Nuestro Señor revela; ..." Soy Yo el camino, y la verdad y la vida, nadie va al Padre, sino por Mí" ...El Divino Maestro ha dicho; por ti mismo busca la verdad eterna.

Meditando la revelación comprendemos: Dios Padre es el principio y el fin de todas las cosas; que Jesús es el único camino de verdad y de vida para llegar a Él; que nos ha enseñado amar a Dios su Padre y al prójimo; Jesús es el único camino para que el cristiano católico obtenga la salvación eterna de su alma, por eso, decir de palabra "amo al Señor" y en el obrar me hago sordo a su palabra, es caer en la mentira que agrava el alma, a riesgo de perder la salvación.

El dilema del ser humano es definirse ante Dios: ¡Estoy con Cristo! o ¡Estoy contra Cristo! En la relación con Dios no hay ambigüedad, el espera del cristiano católico definirá su conducta como Cristo lo ha hecho con cada alma.

Sea el Si o el No, en el primero está definido el cristiano católico en su obligación para con Dios, y confiado le ofrece su oración; ..." ¡Oh buen Jesús óyeme! "... Del segundo, nada vale la maña humana de dar doble sentido a las palabras o a las ideas de que lo que se está diciendo a Dios, las palabras humanas son engañosas, se les ajusta en lo que conviene, son palabras aduladoras melosas y engañosas no son sanas, en su interior sigue la mala inclinación; ... ¡Esto es lo que yo quiero! ... El valor de la buena intención del alma esta dictada por el corazón de Jesús, cumpliendo su doctrina y mandamientos; el segundo, (el no) rechaza a la primera, (el sí) la naturaleza de ambas no admite otro sentido, chocan porque: ¡No! ¡es no! y ¡Sí! ¡es sí! La acción de pensar y obtener, es disponer la voluntad humana a lo definido: ¡Amo a Cristo! o ¡No amó a Cristo! La cizaña demoniaca conduce a la humanidad a poner en duda lo que Dios dispone mantener, proteger y perpetuar las almas en Él: la fe.

La acertada comprensión de esta actitud la ilustra el Cardenal Gomá; ..." Una vez herida la conciencia del oyente, con dificultad se despegan de ella" ...Así es, la depravación es una aspereza endurecida en el corazón de la naturaleza humana.

El tentador introduce en la mente la disyuntiva del recelo y el temor, ante la situación de elegir lo bueno y lo malo para el alma cuando dice; ¡Voy a confesarme! Pero viene la duda ¿hoy o mañana? Y ese mañana nunca llega; ¿rezo el rosario por la mañana o por la noche? viene el sueño y no se rezó; pero cuando invitan al antro, a una comilona, fiesta o reventón, a beber o a donde sea, ahí, si se asiste con puntualidad, se acomodan negocios y a familia para que no estorben su asistencia a donde fue invitado, y sabiendo lo que sucederá en esa reunión va consciente, pero hay algo que molesta al "invitado" su conciencia que insiste y persiste a no asistir, a no dejar de lado las obligaciones espirituales, morales, familiares, a no alejarse del deber que tiene para con Dios, su persona y familia; pero el placer y la complacencia turba, excita y empuja incitando ir a donde no debe ir, no evita el falso deleite, alejándole la buena intención que dice: ¡No voy! pero cuando en el cristiano católico la fe y el temor de ofender al Señor, lo sostiene, ¡vendida actitud! la conciencia reclamo y obtuvo el bien del alma que dice en su interior: ...Si voy, no me sentiré bien... ¿Por qué ofender al Señor? me quedo con Él.

El ejemplo que Santo Domingo Savio dio a sus compañeros para evitar lo que iban hacer; ..." Nuestro Señor no está viendo y oyendo. El premia lo bueno que hacemos, pero castiga todo lo malo" ...Hoy estas palabras no se escuchan, porque de ellas el mundo "moderno" se ríe e irónica dice; "vean, son cosas de niños" pero lo que no se quiere entender es que la palabra de Dios no tiene edades, y que buena es aprender de Santo Domingo que tuvo el valor espiritual de tocar la conciencia de sus compañeros y ganarse el respeto; hoy no hay esa disposición porque predomina la incredulidad; "Estaré complacido, sí me excedo para mi está bien, es lo que busco, seduciré a quien me atraiga" error en la vida del mundo.

El Evangelista San Juan da luz al entendimiento a que razone la necesidad de alejarse y eludir las cadenas de la esclavitud; lo primero, es estar convencido de que Dios ha sido y será eternamente bueno en una inmensidad infinita que no tiene límite, que su bondad es depositada en cada alma y corazón que envía al mundo en una pequeña porción, para que sirviéndose de ella el cristiano católico no caiga en dilemas que le hagan dudar y tome resoluciones equivocadas para su salvación, esa porción de bondad es la moneda de la parábola del denario;..."¡Bien! Siervo bueno y fiel, en lo poco has sido fiel, te pondré al frente de lo mucho; entra en el gozo de tu Señor" ... Así será para el cristiano católico, atesorar bienes en el cielo viviendo en gracia.

Tomando la enseñanza de San Juan; ..." Hijos, no amemos de palabra y con la lengua, sino de obra y verdad" ...La disposición del corazón es despojar de lo banal y decidirse al camino de Jesús, echando al cesto de la basura duda, titubeo, prejuicio e incredulidad, que trastoca el alma, deduciendo que su esfuerzo está en obrar por amor a Dios, expulsando los malos pensamientos del corazón.

Ante el forcejeo; ...Lo hago y no lo hago... El Señor ayuda, está al lado del cristiano católico en su tribulación; el ángel de la guarda lucha por que el alma a él confiada no se pierda, atrayendo a su memoria las consecuencias; el santo de su nombre se emplea de igual forma, pero la necedad absurda en muchos, hace que este esfuerzo que no se ve y aunque lo viera, cuando se cumple la doctrina y mandamientos del Señor, viene en el pecador la necesidad de vivir en gracia del Señor.

Jesús dispone cómo será el premio a los caritativos en el Reino de Dios, el gran festín para quien acepto su invitación lo enseña en la Parábola del gran banquete a las almas; ..." Tomad y comed todos de Él, porque este es mi cuerpo que será entregado por vosotros y por muchos" ... La fe motiva aceptar la invitación, el pecador que la rehusar se excluye.

Predica Jesús el premio a los caritativos, un hombre que escuchaba conmovido de su interior exclama; ..." Bienaventurado el que comerá pan en el Reino de Dios" ...El pan en el reino de Dios, es Dios mismo, que se da en alimento soberano al corazón.

Jesús entra a la parábola; ..." Mas Él respondió: Un hombre dio una gran cena a la cual tenía invitada mucha gente" ...La forma en que el Señor prepara la invitación a los comensales, es la misma que hace al fiel cristiano católico.

La costumbre en esos tiempos, con días de anticipación al festín, se enviaba una invitación formal, para dar tiempo a asistir y estar formalmente al día y la hora.

El Señor a través de nuestra Santa Madre Iglesia, nos enseña que la sublime invitación de ir al banquete Eucarístico y en él recibir el cuerpo, sangre, alma y divinidad de Cristo Nuestro Señor, bajo las especies sacramentales.

Siguiendo la parábola con el Señor; ..." Y envió a su servidor, a la hora del festín; decir a los convidados: Venid, porque ya todo está preparado" ...Manda a su siervo, antes de iniciar el festín, recordando a sus invitados la invitación hecha con tiempo.

De donde entendemos, que Dios desde siglos por sus profetas anuncio la venida del Salvador, por lo que Israel esperaba celebrar esta revelación: recibir al Redentor, por lo que había de estar en condiciones como dijo el Bautista; ..." Arrepentíos, porque el reino de los cielos está cerca "...

Justificación injustificable; los invitados no asistirán, rechazan ir al festín que el Señor ha preparado, nada les importo ser avisados con tiempo y aceptar, el saber de los preparativos, del esfuerzo, de su paternal deseo entregar el alimento que fortalece el alma para que los comensales se gocen de su festín.

Quien ha preparado el banquete es Dios Padre, realizado en Cristo su Hijo amado, instruye San Cirilo; ..." Dios Padre, preparó una gran cena realizada en Cristo: porque en el ocaso de su vida, cuando estaba ya para morir, nos dejó su cuerpo en comida.

Y en verdad es un gran festín opulento este en que se nos da en comida el Cuerpo del mismo Hijo de Dios y en bebida su sangre preciosísima" ... Los bienes de salvación del alma estaban destinados a Israel, quien los hizo de lado; ..." Y todos a una comenzaron a excusarse, El primero le dijo: He comprado un campo, y es preciso que vaya a verlo; te ruego me des por excusado" ...Falsa disculpa, incomprensible, avisados los invitados del Señor con tiempo no se negaron, aceptaron el día que les comunico, pero llegado el momento de estar presente se da una razón sin razón, sus justificaciones podrían realizarse otro día, pero su negativa es: ¡No ir al Banquete del Señor! Sabiendo que es el banquete de la gracia y de la gloria.

Se asemejan al neófito que recibe por primera vez la Eucaristía, promete hacerlo cada ocho días, los viernes primero y sábados primero de mes, será a los años, alejado de su promesa dice no poder por su trabajo, estudio, compromisos y lo que en su mente pone el tentador, el pecador usa toda justificación, pero cuando las tribulaciones inundan al pecador en la angustia, agobiado por la problemática de sus errores, cuando todo le parece está cerrado, pasa entonces por su mente el Cristo de su cabecera que dice a su corazón;...¡Hijo mío! Ven a Mí y encontraras reposo a tu alma" ...La conciencia recuerda la promesa que no cumplió, de recibir la Sagrada Eucaristía, ahora el grillete lo tiene cercado, lo quitará cuando arrepentido busque y retome la invitación del Señor: ir al Banquete de la gracia y la gloria, bien de bienes señalado por San Agustín; ..." Da el Señor en este festín lo que el hombre ni siquiera podía esperar, y no obstante los hombres rehúsan la invitación" ... La ingratitud rechaza una fineza en cuya realización invirtió Dios los tesoros de su sabiduría, siendo necedad creer hallar en otro lado lo que el cristiano católico recibe del Señor.

Pero la codicia, ambición mercantilista muestra su avaricia; ..." Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y me voy a probarlas, te ruego me tengas por excusado" ...El compromiso aceptado no es causa de negocio, el codicioso de ganancias da preferencia al negocio, sin importarle que había dado su aceptación para asistir, así muchos cristianos católicos por "negocios" dejan de lado sus obligaciones para con Dios.

Viene el tercero; ..." Me he casado, y por tanto no puedo" ...En estas condiciones, la lujuria es atractiva para no asistir. Dice el libro de los Proverbios;..."Las aguas hurtadas son (mas) dulces; y el pan comido clandestinamente es (mas) sabroso"...Bien, las tres excusas en apariencia son razonables, las tres concupiscencias son entendidas como el deseo desordenado de los placeres terrenales y lujuriosos, siendo los mismos que vive la sociedad de este siglo, por ello: en todo pecado existe la concupiscencia, los personajes de la parábola son el vivo ejemplo de los días de la humanidad, cuando se trata de la obligación con Dios, no quiere saber nada, ¡Claro! son impedimento y tropiezo, siendo la soberbia maligna y la avaricia despiertan la concupiscencia de los ojos y la tentación de la carne.

Pareciera licita su conducta, pero su intención es; ¡No voy al banquete del Señor! Rechazando la invitación preparada desde siglos como pueblo elegido por Dios.

..." El servidor se volvió a contar todo esto a su amo. Entonces, lleno de ira el dueño de la casa, dijo a su servidor: Sal en seguida a las calles y callejuelas de la ciudad, y traedme acá a los pobres y a los lisiados, y ciegos y cojos"... Entendamos, Dios en vida del pecador tiene su misericordioso perdón una y otra vez, el festín es por decir la mayor de sus misericordia, porque lo ha preparado a las almas del mundo, recibe pobres, no de dinero, sino de espíritu, no a los ricos de poder económico, sino a los pocos de ellos que siendo de verdad humildes y pobres de corazón.

Ilustra Santo Tomás de Aquino; ..." El bien de una sola gracia, es mayor que todo el bien de la naturaleza" ...Afirma Giovanni Papini; ..." Una sola gota de sangre de Cristo, vale más que toda la carretada de metal escondida en las entrañas de la tierra" ...Así, pobres o ricos entran en el banquete de la gracia y de la gloria, pero también pobres y ricos quedan por sus negligencias fuera, para ellos será el llanto, las lamentaciones, quejas sin razón, sin pena y toda aflicción, quedará atrás el banquete por la incredulidad de los invitados, el libro de los Proverbios da la sentencia de Dios a quien rechaza su bondad; ..." Volverán a Dios todos los confines de la tierra; y todas las naciones de los gentiles se postrarán ante tu faz" ...El triunfo universal es la conversión de Israel y todas las naciones de los gentiles al ser derrotado el Anticristo.

Los Apóstoles continuando la obra de Jesús, atrajeron al pueblo de Israel a reconocer la divinidad de Cristo, a pesar de su insistencia fueron pocos los convertidos, estos presionados por el sanedrín se negaron y abandonan a Cristo, por ello dice el Siervo a su Señor; ..." El servidor vino a decirle: Señor, se ha hecho lo que Tú mandaste, aún hay sitio.

Y el amo dijo a su servidor: Ve a lo largo de los caminos y de los cercados, y compele a entrar, para que se llene mi casa" ...El Libro de los Proverbios refiriéndose al Banquete de Sabiduría dice; ..." Venid y comed de mi pan, y bebed el vino que Yo he mezclado" ...La divina sabiduría instituyo el banquete celestial, sus invitados participan el banquete Eucarístico, dice San Pedro; ..." El que es simple venga acá" ...

Dijo Jesús; ..." Porque Yo os digo, ninguno de aquellos varones que fueron invitados gozará de mi festín" ... Y sentencia; ..." Ninguno" ...Al pueblo no le importa tal sentencia, tampoco al hombre sumergido en sus negocios del mundo, pero llegará el último segundo de su existencia, cuando vea por sí mismo lo que negó, ya no será posible la bondadosa misericordia de Dios, ha ese momento Cristo de misericordioso pasará a ser el Juez que juzgará la conducta humana.

Mientras el cristiano católico obtenga la gracia, los sacramentos, vaya su vida apegada a su palabra y evangelio, será salvo.

hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias